Los adultos mayores también son nuestra prioridad

En la Fundación Tapitón trabajamos para ayudar a las personas de la tercera edad que tienen tantas necesidades como ganas de vivir, hombres y mujeres que día a día conviven con sus enfermedades y que, aunque quisieran seguir siendo robles, los hacen un poco más débiles.

¿Qué enfermedades atacan a los más grandes?

En la vejez somos más propensos a enfermedades que atacan nuestro sistema y nos obligan a hacer pausas en nuestra cotidianidad, estas enfermedades son crónicas la mayoría de las veces y requieren atención especial. Por eso es tan importante tener buenos hábitos durante toda nuestra vida, para que cuando lleguen los ‘Achaques de la edad’ no sea tan difícil.

Las enfermedades en la tercera edad tienen características que deben tratarse adecuadamente para evitar empeorar la situación, aquí les describimos las más comunes:

Demencia Senil: Progresivamente perderías tus funciones cognitivas, esto posiblemente debido a daños o desordenes cerebrales. Serás incapaz de llevar a cabo las actividades de tu vida cotidiana. ¿Cómo prevenirlo? Aumenta el consumo de vitamina B6, lee todos los días y haz ejercicio.

Alzhéimer: Progresivamente se irán manifestando la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal. ¿Cómo prevenirlo? Minimizando el consumo de grasas saturadas, aumentando el consumo de frutas y verduras, consumiendo suplementos de vitamina B12.

Parkinson: Progresivamente irás perdiendo tu coordinación y rigidez muscular, además se presentarán temblores. La razón principal es una afectación al sistema nervioso. ¿Cómo prevenirlo? Consume alimentos ricos en vitamina C Y E, realiza ejercicio físico y mental.

Artrosis: Se alteran destructivamente los cartílagos de las articulaciones, esto produce dolor. ¿Cómo prevenirlo? Tener unos hábitos y estilos de vida saludables, no forzar las articulaciones, evitar estar sentados durante mucho tiempo.

Sordera: presentarás dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial o total. ¿Cómo prevenirlo? Reduce el tiempo de exposición a ruidos excesivamente altos, mantén una buena higiene y consume alimentos alcalinos.

Cada granito de arena es importante y puede hacer el cambio para que tengas una vida adulta llena de vitalidad y disfrutes cada día de tu vida. ¡Tú nos importas!

Un Comentario

  • Angela Rodríguez dice:

    Que bonita labor, los abuelitos son las personas que más amamos y nos aman en nuestra vida, es gratificante que haya personas que no se fijan en lazos familiares, sino que actúan de acuerdo al bienestar de los demás. Gracias por lo que hacen, saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *